¿Entrar en lugares abandonados es allanamiento de morada?

Scroll down to content

En este post vamos a centrarnos en el URBEX, la corriente de internet por la que youtubers e instagrammers se cuelan en propiedades abandonadas para fotografiarlas y, después, publicarlas en sus perfiles.

¿Está prohibido colarse en un lugar abandonado? ¿Me pueden denunciar los propietarios? ¿Hay alguna consecuencia jurídica?

Entrar en propiedades abandonadas, una de las modas de internet.

Ciertos creadores de contenido cuelgan imágenes en sus redes de lo que ellos denominan “lugares abandonados”. Pero, para poder lograr ciertas tomas, es necesario que previamente se cuelen dentro de estos recintos, accediendo a su interior.

Sobre esta moda, llamada URBEX (siglas de Urban Exploration), hay muchísimos foros de internet en los que los “exploradores” preguntan si lo que hacen es legal y, a la vista de las respuestas tan variopintas que reciben, he pensado que sería interesante dedicar un post a esta curiosa forma de entretenimiento que, adelanto, se encuentra en un limbo penal.

¿Puedo entrar en sitios abandonados?

Hay que partir de la base de que un lugar abandonado es aquel que tuvo un propietario y, por la razón que sea, este ya no quiere serlo, perdiendo su dominio sobre el mismo.

El error no reside en qué es un sitio abandonado, sino en denominar de este modo a bienes que no lo son. Y esto puede tener consecuencias, como veremos.

El hecho de que un lugar esté sucio, descuidado, semi derruido o haya sido saqueado por alguien con anterioridad, no implica que el sitio carezca de dueño. No tiene relevancia en lo que implica a la titularidad del bien.

Además, debemos tener en cuenta que, cuando se abandona un bien inmueble, esto es, cuando el propietario efectivamente no desee continuar con la propiedad del mismo, es el Estado quien pasa a ser el titular de este lugar. De este modo, nunca podremos estar ante un bien inmueble sin dueño, por mucha apariencia de “abandono” que posea.

Así las cosas, el paradigma cambia por completo. Los lugares que se visitan con la actividad de Urbex sí tienen dueño y, por tanto, aunque se lea por todos sitios que son lugares abandonados, no lo son.

¿El Urban Exploration es allanamiento de morada?

Sin duda, es allanamiento de morada”, “Estás cometiendo un delito de allanamiento claramente”, etc. Esta es la tónica general en la que se mueven los comentarios que tratan de dar respuesta a la pregunta que acabamos de formular pero, con el Código Penal en la mano, si entro en un lugar donde no vive nadie, ¿podemos hablar de allanamiento de morada?

El artículo 202 del Código Penal establece lo siguiente:

Artículo 202.

1. El particular que, sin habitar en ella, entrare en morada ajena o se mantuviere en la misma contra la voluntad de su morador, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años.

2. Si el hecho se ejecutare con violencia o intimidación la pena será de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses.

Hay varios elementos a analizar. En primer lugar, el sujeto activo del delito de allanamiento de morada; el particular. En el caso de un instagramer genérico que accede a un edificio en ruinas, este concepto se cumple, pues es un particular, una persona sin más.

En segundo lugar, el elemento “sin habitar en ella”. También tenemos este elemento en el supuesto del “explorador urbano”, ya que uno de los componentes de esta moda es el no ser dueño del lugar que se visita.

Por último, tenemos el elemento que siembra la discordia; la morada ajena”. A priori, parece que se cumple, pero ¿tenemos claro qué es una morada?

El concepto de morada a efectos legales.

Llegar a un concepto jurídico unificado del término morada ha sido difícil. A día de hoy, la doctrina considera morada a cualquier lugar donde habita una persona, que le permite proteger su privacidad, así como a excluir a terceros.

Como vemos, ser morador de un lugar no implica ser su propietario. Morar es una situación de hecho y no de derecho. Aun así, los moradores tienen protección con respecto a los terceros, independientemente de si el lugar donde están morando es o no de su propiedad, o si tienen sobre este algún tipo de derecho (como un arrendamiento).

Volviendo por tanto a la problemática del allanamiento de morada, y analizando el tercer elemento (entrar en morada ajena), tenemos que hacer unas precisiones. Creo que pueden quedar bien claras con estos ejemplos:

  1. Si el sujeto A (explorador urbano), entra en un lugar sin nadie dentro, con la única intención de hacer fotos, no está cometiendo un delito de allanamiento de morada, puesto que dicho lugar no constituye morada de nadie.
  2. Si el sujeto A (explorador urbano), entra en una vivienda, en la que hay un sujeto B viviendo (por ejemplo, un sintecho), con la única intención de hacer fotos, técnicamente sí se estaría cometiendo un delito de allanamiento de morada, ya que dicho lugar constituye la morada del sujeto B.

Como hemos indicado, ser morador no implica ser propietario ni titular de ningún derecho con respecto al lugar que constituye morada, por lo que el sujeto B podría denunciar al sujeto A por allanamiento de morada.

En cambio, y aunque suene paradigmático, el propietario o titular del inmueble no sería la víctima del delito de allanamiento de morada, puesto que el bien jurídico que protege este delito no es la propiedad del dueño, sino la intimidad del morador.

¿Es delito el Urban Exploration?

Podemos afirmar que realizar Urban Exploration en lugares vacíos no constituye allanamiento de morada. Otros delitos que se suelen comentar en los foros de Urbex son la usurpación de bienes inmuebles (okupación) o los daños, por citar algunos.

Desde mi punto de vista, estamos ante un hecho atípico, puesto que el Código Penal articula ningún tipo penal cuyos elementos coincidan con el Urban Exploration.

Además, sería difícil saber qué bien jurídico se está lesionando con la entrada en un lugar como estos.

De todos modos, el propietario puede considerar que el Urban Explorer ha ocasionado desperfectos en el lugar en cuestión, pudiendo demandarlo para reclamarle las cantidades en las que se cuantificaran estos (a través del artículo 1902 del Código Civil), pudiendo verse el “explorador” condenado a pagar estos desperfectos, de probarse que es quien los ha provocado.

Por tanto, desde mi punto de vista, y aunque no sea un delito, un descuido puede hacer que la “exploración urbana” cueste una cantidad de dinero muy superior a la que los vídeos y publicaciones en redes sociales sobre esta moda puedan reportar.

3 Replies to “¿Entrar en lugares abandonados es allanamiento de morada?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: