¿Siempre tengo que pagar la mitad de los gastos escolares de mi hijo tras el divorcio?

Scroll down to content

Publicado por Miguel Ángel Callejas Moreno.

Comenzamos la primera semana de septiembre. Se acaban las vacaciones y el verano comienza a encarar sus últimos días.

Arrancan los preparativos para la vuelta al colegio de pequeños y no tan pequeños, y esto puede ocasionar un problema o nueva disputa entre padres separados y divorciados, debido al simple hecho de no saber si los gastos correspondientes a material escolar se encuentran dentro de la cantidad pagada en concepto de pensión por alimentos.

No conocen si deben abonar o no los gastos en libros, estuches, agendas, mochilas y el sinfín de artículos necesarios para afrontar el nuevo curso.

Los gastos escolares están incluidos dentro de la pensión de alimentos

Muchos son los padres que se preguntan si deben  hacer frente a estos gastos, si los mismos tienen el carácter de excepcional, o por el contrario, si se encuentran inmersos dentro de la cantidad abonada mensualmente en la pensión por alimentos. Por otro lado, muchos progenitores exigen el pago al otro de la mitad de la cifra a la que ascienda el gasto del material.

Por tanto, la pregunta se resume en “¿Debe el progenitor no custodio abonar el 50% del gasto en material por la vuelta al cole, o por el contrario es suficiente con el pago de la pensión por alimentos?

Pues bien,  pese a las miles de disputas que esto pueda ocasionar, y en líneas generales, podemos afirmar que el progenitor no custodio, NO tiene la obligación de pagar la mitad de los gastos ocasionados en material escolar ya que estos NO se consideran gastos extraordinarios y sí están inmersos dentro de la pensión por alimentos.

Asimismo se pronuncia nuestro Tribunal Supremo, cuya Sala Primera, en Sentencia  579/2014, de fecha 15 de octubre, determina que:

«1. Los gastos causados al comienzo del curso escolar de cada año son gastos ordinarios en cuanto son gastos necesarios para la educación de los hijos, incluidos, por lo tanto, en el concepto legal de alimentos. Sin esos gastos los hijos no comenzarían cada año su educación e instrucción en los colegios. Y porque se producen cada año son, como los demás gastos propios de los alimentos, periódicos (lo periódico no es solo lo mensual) y, por lo tanto, previsibles en el sí y aproximadamente en el cuánto.

2. La consecuencia es obvia: son gastos que deben ser tenidos en cuenta cuando se fija la pensión alimenticia, esto es, la cantidad que cada mes el cónyuge no custodio debe entregar al cónyuge custodio como contribución al pago de los alimentos de los hijos comunes.

Si no hay pensión de alimentos, ¿tengo que pagar los gastos escolares?

En caso de que exista una CUSTODIA COMPARTIDA, en la que no hay abono de pensión por alimentos, ¿qué ocurre?

Es cada vez más común y recomendable la creación de una cuenta bancaria donde ambos progenitores abonan de forma periódica una cantidad pactada para este tipo de gastos. De no ser así, y como parece evidente, los gastos en material escolar deberán ser abonados al 50% por ambos progenitores cuando haya custodia compartida.

Pero ¡CUIDADO!, antes de nada, debemos atender a lo estipulado por nuestro convenio regulador o sentencia, porque cabe la posibilidad de la existencia de pactos que desvirtúen lo establecido por el Tribunal Supremo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: