¿Cuáles son las infracciones y las sanciones por alcoholemia?

Scroll down to content

El número de fallecidos en accidentes de tráfico ha disminuido considerablemente en los últimos años, pasando de 5.940 fallecidos en el año 1989 hasta los 1180 que fallecieron en el año 2018 en vías interurbanas.  

Esta reducción del número de fallecidos y de accidentes en general, tiene mucho que ver con las políticas de sensibilización que los organismos implicados en la seguridad del tráfico han ido implementando a lo largo de estos años. Estamos hablando de las  campañas informativas, del aumento de la vigilancia y de las modificaciones normativas, ya sea a través de la reducción de las tasas de alcoholemia o del endurecimiento de las sanciones tanto administrativas como penales. 

Este dinamismo en la normativa ha llevado a que muchos conductores no tengan claro cuáles son las tasas máximas de alcoholemia que la legislación permite, y sobre todo, una vez superado ese límite, a qué sanciones se enfrentan en función del grado de dichas tasas. 

Como ya es sabido, en España se utilizan los denominados etilómetros para medir la concentración de alcohol utilizando como referencia el aire espirado. Excepcionalmente se utilizan otros mecanismos como el análisis de sangre u orina, ya sea por la incapacidad del conductor, debida a las consecuencias de un posible accidente, o por la solicitud de la prueba de contraste una vez se ha dado positivo en la primera prueba.

¿Qué tasas máximas de alcohol permite la legislación española?

El artículo 20 del RD 1428/2003 por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación, determina que:

1 – No podrán circular por las vías objeto de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial los conductores de vehículos ni los conductores de bicicletas con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,5 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,25 miligramos por litro. 

Con carácter general el límite máximo de alcoholemia de un conductor de vehículo y de bicicletas es de 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Existen dos supuestos agravados dentro de la infracción administrativa, que son superar en el doble o más del doble la tasa permitida (es decir superar 0,50 mg/l o más), y haber sido sancionado por los mismos hechos en el año anterior. Como veremos, en estos supuestos se incrementa la sanción económica. 

Por otro lado, el Código Penal en su artículo 379, castiga a quien conduzca un vehículo a motor o ciclomotor por las vías objeto de la ley de seguridad vial, bajo la influencia de bebidas alcohólicas, drogas o estupefacientes, así como quienes conduzcan con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 mg/l. 

Se trata de un delito grave que castiga tanto superar la tasa de 0,60 mg/l de alcohol, como conducir influenciado por las bebidas alcohólicas, lo que implica que cualquier conductor o conductora que presente estos síntomas podría incurrir en este delito, independientemente de la tasa de alcohol que arroje. Así, un conductor con una tasa de 0,45 mg/l y con síntomas evidentes de conducir bajo la influencia del alcohol incurriría en un delito contra la seguridad vial, y no en una infracción administrativa.

El mencionado artículo 20 RGC, establece dos supuestos en los que la tasa máxima queda reducida:

2  – Cuando se trate de vehículos destinados al transporte de mercancías con una masa máxima autorizada superior a 3.500 kilogramos, vehículos destinados al transporte de viajeros de más de nueve plazas, o de servicio público, al transporte escolar y de menores, al de mercancías peligrosas o de servicio de urgencia o transportes especiales, los conductores no podrán hacerlo con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,3 gramos por litro, o de alcohol en aire espirado superior a 0,15 miligramos por litro.

3 –  Los conductores de cualquier vehículo no podrán superar la tasa de alcohol en sangre de 0,3 gramos por litro ni de alcohol en aire espirado de 0,15 miligramos por litro durante los dos años siguientes a la obtención del permiso o licencia que les habilita para conducir.

Por motivos de peligrosidad evidentes, tanto los conductores de transportes de viajeros de más de nueve plazas, de mercancías peligrosas, del resto de mercancías con MMA de más de 3500 kg, de menores, de urgencias, así como los conductores noveles no podrán circular por las vías objeto de la ley de tráfico con una tasa de alcohol en aire superior a 0,15 mg/l. Existen también los dos supuestos agravados del apartado anterior, en este caso para los conductores que circulen con tasas de 0,30 mg/l o superiores (hasta 0,60 mg/l), así como los que sean reincidentes en el año anterior.

¿Cuáles son las sanciones por dar positivo en alcoholemia?

  • Conductores de vehículos sin restricciones, con tasa superior a 0,25 mg/l e inferior a 0,50 mg/l: 500 euros y 4 puntos
  • Conductores de vehículos sin restricciones, con tasa superior a 0,50 mg/l e inferior a 0,60 mg/l: 1000 euros y  6 puntos
  • Conductores de vehículos sin restricciones, con tasa superior a 0,25 mg/l e inferior a 0,50 mg/l y que hayan sido sancionados por los mismos hechos durante el año anterior: 1000 euros y 4 puntos
  • Conductores de vehículos de transportes de viajeros de más de 9 plazas, de mercancías peligrosas….., así como conductores noveles, con tasa superior a 0,15 mg/l e inferior a 0,30 mg/l: 500 euros y 4 puntos
  • Conductores de vehículos de transportes de viajeros de más de 9 plazas, de mercancías peligrosas….., así como conductores noveles, con tasa superior a 0,30 mg/l e inferior a 0,60 mg/l: 1000 euros y 6 puntos
  • Conductores de vehículos de transportes de viajeros de más de 9 plazas, de mercancías peligrosas….., así como conductores noveles, con tasa superior a 0,15 mg/l e inferior a 0,30 mg/l, y que hayan sido sancionados por los mismos hechos durante el año anterior: 1000 euros y 4 puntos
  • Conductores de bicicletas con tasa superior a 0,25 mg/l e inferior a 0,50 mg/l: 500 euros
  • Conductores de bicicletas con tasa superior a 0,50 mg/l: 1000 euros
  • Negarse a someterse a las pruebas de alcoholemia en el caso de los conductores de bicicletas: 500 euros
  • Negarse a someterse a las pruebas de alcoholemia cualquier usuario de la vía (peatones, patinetes,..) implicado en un accidente de tráfico: 500 euros

Cuando las tasas de alcoholemia superen los 0,60 mg/l, o bien se aprecie influencia de las bebidas alcohólicas o drogas en la conducción, se estará a lo dispuesto en el artículo 379 del Código Penal, que establece que serán castigados con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

En todo caso, los conductores de vehículos a motor y ciclomotores que se nieguen a someterse a las pruebas de alcoholemia, incurrirán en un delito establecido en el artículo 383 del Código Penal, que será castigado con las penas de prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir vehículos a motor de uno hasta cuatro años. 

Dada la gravedad de las penas que se imponen por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia, resulta absolutamente desacertado negarse a realizarlas, ya que la sanción siempre va a ser mayor que si se realizan y se da positivo.

¿Me pueden rebajar las sanciones por alcoholemia?

Por último, y no menos importante, hay que destacar que tanto en el ámbito administrativo como en el ámbito penal, se puede gozar de unas rebajas en las sanciones impuestas. 

En el ámbito administrativo se podrá aplicar un 50% de reducción del importe si se paga la denuncia dentro de los 20 días naturales desde el día siguiente a la notificación. Es decir, 250 euros o 500 euros según el caso. La detracción de puntos no variaría.

En el ámbito penal el acusado podrá acogerse a la reducción de un tercio de la condena que se le haya solicitado, siempre y cuando se conforme con dicha condena durante la celebración del “juicio rápido”. Es decir, si se pide multa de seis meses y privación del derecho a conducir por un año (que sería la pena mínima para el delito), tras la reducción por conformidad quedaría se impondría pena de multa de 4 meses y retirada del permiso por 8 meses.

Estas reducciones no han estado exentas de polémica, ya que tanto en el ámbito administrativo como en el penal, hay que manifestar la conformidad con el hecho denunciado y con la sanción impuesta para acogerse a las “rebajas de las sanciones” , por lo que implica directamente renunciar al derecho a formular alegaciones. Dicho de otro modo, al formular alegaciones se pierde el derecho a obtener la bonificación, por lo que puede devenir una suerte de coacción en según qué casos.

One Reply to “¿Cuáles son las infracciones y las sanciones por alcoholemia?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: