Guía de actuación cuando tienes un accidente de tráfico (II). Reclamar la indemnización

Publicado por Ángela Álvarez Díez.

Tal y como os comenté en el artículo anterior, sobre cómo actuar en caso de tener un accidente de tráfico, no siempre la compañía acepta indemnizar las lesiones procedentes de un siniestro, y por ello hay que interponer una demanda. 

¿Por qué motivo pueden rechazarme un siniestro?

Uno de los motivos por los que rechazan las lesiones de un siniestro, es por no haber iniciado el tratamiento “en plazo”. Es decir, en los primeros 15 días desde la fecha del accidente, aparte de haber ido a Urgencias o Centro de Salud en las primeras horas, hay que acudir al traumatólogo e iniciar el tratamiento. Pasados esos días, se entiende que esas lesiones pudieron haber sido provocadas por un evento posterior, y por ello se rompe el “nexo temporal”.

Otro de ellos, es la escasa entidad del golpe en el vehículo. Cuando la reparación del vehículo no supera los 400 euros, se pone en duda la magnitud de esas lesiones en relación al escaso daño material (es una cifra orientativa, cada accidente y cada compañía es un mundo). También se duda en el caso de que los daños de un vehículo sean muy superiores a los del otro con el que impacta, aunque  es una cosa que puede pasar, ya que depende mucho de los vehículos implicados. En este caso, la compañía entiende que no hay “nexo causal” que relacione el siniestro con las lesiones.

¿Qué plazo tiene la compañía para realizarnos la oferta?

El plazo que tiene la compañía aseguradora para realizar una oferta indemnizatoria es de 3 meses desde la fecha del siniestro. Si aún no ha finalizado el tratamiento rehabilitador del lesionado, suelen realizar una comunicación escrita exponiendo que no pueden hacer una oferta  al no estar estabilizadas las lesiones. En caso de que la compañía no dé ningún tipo de “señal”, hay que respetar ese plazo de 3 meses sin oferta para poder demandar. A partir de ese momento, se pueden reclamar, además, intereses de demora.

En el caso de realizar la oferta en plazo, siendo aceptada por el perjudicado, deberán abonarla en el plazo de 5 días.

¿Qué requisitos tiene que tener esa oferta?

La oferta, para ser conforme a la Ley, deberá ser un documento escrito que contenga de forma desglosada y detallada documentos, informes y toda la información que se disponga para valorar los daños tanto personales como materiales, incluyendo el informe médico final realizado por el perito médico de la compañía.

Por ejemplo, el informe médico expone que hay partes de baja laboral. Esos 10 días de baja laboral, corresponden a 10 días de perjuicio moderado a los que se refieren en la oferta. Además deberá hacer referencia a las secuelas en caso de que existan.

Esta oferta deberá estar desglosada especificando cada cuantía, y detallada en cada partida, añadiendo las posibles facturas que reclame el lesionado, como pueden ser los de un tratamiento  rehabilitador de una clínica privada.

Además, no puede faltar un párrafo al final, exponiendo que el pago del importe que se ofrece no se condiciona a la renuncia por el perjudicado del ejercicio de futuras acciones en el caso de que la indemnización percibida fuera inferior a la que en derecho pueda corresponderle.

Esto quiere decir que, aunque la oferta no nos parezca ajustada, podemos aceptarla, sin perjuicio de reclamar lo que consideremos que falta a través de un procedimiento judicial, ya que no renunciamos a ejercer acciones legales.

¿Qué pasa si no estamos de acuerdo con la oferta de indemnización?

Puede pasar que la compañía haga una oferta, pero que no se corresponda con los días que hemos estado en tratamiento, y ésta sea inferior. En este momento, puedes firmar una disconformidad de la oferta y reclamar lo que consideras que falta por abonarte.

 Aquí entra en juego la figura del médico forense, una opción gratuita de que una persona imparcial, cuantifique las lesiones a través de una solicitud de informe al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses. Se realizará una valoración del lesionado y de la documentación médica aportada, dictando una resolución que será enviada tanto al lesionado como a la compañía. Si esta resolución atribuye más días moderados o básicos al lesionado, por regla general, la compañía acatará la decisión del médico forense e indemnizará lo que falta.

Esta opción tiene algunos inconvenientes, y es que la oferta de la compañía debe estar justificada con documentación médica, (tal y como nos referíamos antes, desglosada y detallada) si no, el médico forense no entra a valorarla y nos desestimarán la solicitud.

Os dejo en enlace del BOE, donde se regula y aparece como anexo la solicitud: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2015-13872 .

En el caso de rechazar de plano nuestra reclamación, no nos queda otra vía que la de la demanda de reclamación de cantidad en el partido judicial donde haya ocurrido el accidente. Para ello debemos aportar toda la documentación médica, facturas, daños del vehículo etc… así como el rechazo de la compañía o las negociaciones mantenidas con éstos, que no llegaron a buen puerto.

 También es necesario realizar un informe pericial médico de parte, un médico especializado que valore esas lesiones producidas por el accidente, para que el letrado/a pueda cuantificarlas, traducirlas en una cantidad económica.

A partir de ahí el procedimiento es como el de cualquier otra demanda, dependiendo de su cuantía, necesitando además de abogado/a, procurador/a que nos represente ante los Tribunales.

Cabe recordar en este punto, que la defensa jurídica del seguro del vehículo cubre los gastos de Abogado y Procurador (hasta una cantidad determinada por las condiciones particulares del seguro) y en ocasiones también abonará los gastos del perito, todo ello cuando tengamos Sentencia firme. Es importante revisar la póliza antes de litigar, así como las cláusulas  o requisitos que cada uno de los seguros plantea, para ver si nos resulta antieconómico demandar, aunque para esto, nos asesoran los letrados/as.

¿Qué indemnización debo percibir por mis lesiones temporales?

Por último, voy a hablaros de las cantidades económicas a percibir por las lesiones temporales. En 2016 se publicó el nuevo baremo, que se actualiza con el IPC cada año. Aún no se ha publicado el del reciente 2020, por lo que los datos que voy a facilitar son del 2019.

Las lesiones se dividen en: 

  • Días muy graves 103,48 €/día
  • Días graves 77,61 €/día
  • Días moderados 53,81 €/día
  • Días básicos 31,05 €/día

Los días más graves corresponden a hospitalización o gran impedimento para la vida diaria. Los moderados suelen centrarse en personas que están de baja laboral durante el tratamiento, y días básicos corresponden a la realización del tratamiento pero sin causar baja laboral.

A esto, habría que sumarle las posibles secuelas causadas por el siniestro, así como cualquier perjuicio sufrido en el accidente, todo ello valorado en el baremo, y que también se podrían reclamar.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s