La Tétrada Oscura y la delincuencia

La Psicología Criminal, y la Criminología, como todas las ciencias, han pasado por diferentes enfoques a fin de explicar su objeto de estudio. A lo largo de la historia se ha tratado de describir y detectar al delincuente desde diferentes enfoques y métodos, evolucionando estos en paralelo con la ciencia y logrando avances realmente importantes. 

La llamada “personalidad criminal” fue, en su momento, uno de estos enfoques. Este trataba de encontrar un tipo de personalidad que fuera, per se, criminal. A este punto llega la teoría de Eysenck, en los años 50, quien entendía que la personalidad se conformaba por tres dimensiones, siendo estas la Extraversión (E), el Psicoticismo (P) y el Neuroticismo (N).

Si las puntuaciones en este modelo de personalidad se combinaban de cierta forma, ante altas puntuaciones en las tres dimensiones, tendríamos a un criminal. La evidencia empírica, afortunadamente, nos dice, de forma rotunda y clara, que no existe un perfil de personalidad criminal único bajo el que poder encuadrar ni a todos los delincuentes, ni mucho menos a toda tipología de delictiva.

Para poder verlo más claro, será más fácil imaginar que no tiene el mismo perfil un criminal como Alfredo Galán, sobre el que ya escribí un post, o Joaquín Ferrándiz, psicópatas ambos, que un delincuente acusado y sentenciado por tráfico de drogas o un interno que está ahí por conducir sin carnet e intoxicado con alcohol, por ejemplo.

Sin embargo, tan cierto es que no podemos hablar de una “personalidad criminal” como tal, como lo es que hay una serie de rasgos que facilitan, de alguna manera, la conducta delictiva. Ejemplos de esto son la impulsividad y la búsqueda de sensaciones que, combinadas con otras variables moduladoras, pueden conducir a la conducta antisocial y delictiva tanto en jóvenes como en adultos.

La tétrada oscura: un acercamiento a la personalidad oscura

En el año 2002, los investigadores Paulhus y Williams publican un artículo que, lejos de pasar desapercibido, es quizá uno de los más importantes en este siglo por todo lo que implicó y por las líneas de investigación que puede abrir y que, de hecho, ha abierto. En dicho trabajo plantean la existencia de tres perfiles de personalidad que han suscitado, en los últimos años, una gran cantidad de interés en las investigaciones en la psicología, en general, y la criminalidad en particular.

Estos perfiles son el maquiavelismo, el narcisismo y la psicopatía. Los autores observaron la relación entre ellos, concluyendo que no son lo mismo a pesar de las altas correlaciones y llegando a la conclusión de que quizá esta sea la respuesta a la pregunta de “¿cómo es el delincuente?”. 

Evidentemente, la pregunta está aún a día de hoy lejos de responderse, por lo menos de forma completa, mediante un único modelo explicativo. Paulhus y Williams especifican que tanto el narcisismo como la psicopatía no aparecen en sus versiones clínicas o psicopatológicas, sino que son un espectro dimensional que toda persona tiene. Recalcan, pues, que estos dos perfiles en concreto se encuentran de forma subclínica

Así estuvimos durante siete años, realizando toda serie de investigaciones para ver cómo estos perfiles se relacionaban con el consumo de sustancias, actos violentos, delincuencia juvenil… Pero había algo que inquietaba a los investigadores y es que pareciera como si ese modelo no acabara de ser del todo explicativo. No acababa de encajar todo.

Así, en 2009, aparecen Chabrol, Val Leeuwen, Rodgers y Séjourné quienes plantean la existencia de un cuarto elemento: el sadismo. Con esta inclusión dejamos de entender el constructo como “Tríada” y pasa a ser la “Tétrada Oscura de la Personalidad”.

Ahora sí, tenemos todos los elementos necesarios. Los modelos pasaron a ser un poco más explicativos aunque la controversia no había salido aún de los académicos pues el debate actualmente versa en torno al narcisismo.

¿Deberíamos sacarlo de este constructo de personalidad? ¿Tiene la misma importancia y se comporta igual que los demás?

Como digo, lo cierto es que estas preguntas son tema de debate en la actualidad dentro de la psicología por lo que carece de sentido tratar de darles una respuesta absoluta.

Definiendo conceptos

Antes de ver cómo se relacionan estos perfiles con la criminalidad, la delincuencia y, más importante, los delincuentes, creo que es de vital importancia realizar una serie de definiciones. Esto es debido a que debemos partir de puntos en común a fin de llegar a puntos de acuerdo, y si tomamos diferentes enfoques para mismos conceptos, jamás lo lograremos. 

Así pues, vamos a definir, brevemente estos cuatro perfiles (maquiavelismo, narcisismo, psicopatía y sadismo):

  • Maquiavelismo: Este se entiende como aquel perfil enfocado al uso interpersonal de estrategias para manipular a otros con el fin de obtener un beneficio personal de cualquier tipo (Wai y TIliopoulos, 2012).
  • Narcisismo: A un nivel subclínico, es entendido como una faceta que todos tenemos en mayor o menor medida. Incluye los rasgos de grandiosidad o egocentrismo característicos pero sin llegar a ser patológicos (Bergman, Fearrington, Davenport y Bergman, 2011).
  • Psicopatía: La psicopatía subclínica es aquella en la que no tiene lugar una conducta antisocial. Es decir, que no tiene un estilo antisocial de vida. (Mahmut, Homewood y Stevenson, 2008).
  • Sadismo: una tendencia disposicional para participar en comportamientos crueles, degradantes o agresivos por placer o dominación (Plouffe, Saklofske y Smith, 2017).

La tétrada y la delincuencia

Ahora sí, ya sabemos de dónde venimos y sabemos cómo entendemos estos conceptos y constructos. Veamos ahora cómo se relacionan con la delincuencia, la conducta violenta y la criminalidad.

Consumo de sustancias

La Universidad Miguel Hernández realizó, en 2019, un estudio para tratar de ver la relación que pudiera haber entre la “Tétrada Oscura” y el abuso de sustancias. Dicho estudio contó con una muestra superior a mil participantes y obtuvo varios resultados interesantes.

Las drogas puestas a evaluación eran: tabaco, alcohol, cannabis, cocaína, tranquilizantes, alucinógenos, anfetaminas y heroína.

Los resultados sugieren varias conclusiones:

  • Que es el perfil psicopático el que mejor predice el consumo de drogas mientras que son el maquiavelismo y la psicopatía las variables que predicen la gravedad de dicho consumo.
  • Entrando en las drogas en concreto, son los perfiles psicópata y sádico los que mejor predicen el consumo de sustancias.
  • Lo más interesante, para el planteamiento de la “Tétrada” es que el narcisismo es la única variable que no se ha mostrado como predictora del consumo de ninguna de las sustancias.

Delincuencia juvenil

En el estudio de Chabrol en 2009 se comprueba la relación que diferentes variables tienen sobre la delincuencia juvenil. En el estudio, no solo se trata de averiguar cómo se comportan los componentes de la “Tétrada Oscura”, sino que se añaden otras variables como el sexo, la edad o el estatus socioeconómico, con el fin de poder encontrar un modelo que pueda explicar la delincuencia juvenil.

Los resultados más importantes son:

  • La presencia de los perfiles sádicos y psicopáticos se relacionan con la delincuencia juvenil y son predictores de la misma pero solo en los chicos.
  • El perfil sádico es el que mejor predice la delincuencia juvenil en los chicos, lo que apoya su inclusión en este constructo oscuro de la personalidad.
  • Los perfiles narcisista y maquiavélico no parecen tener capacidad predictora para la delincuencia, seguramente debido, como exponen los autores, a que estos perfiles tienen un mayor componente adaptativo que el sádico o psicopático, que acostumbran a ser más desadaptativos.

Violencia en la pareja

En este aspecto, son varios los estudios que han encontrado una relación entre las variables de personalidad y la violencia. Así, Fernández-Montalvo y Echeburúa encuentran, en 2007, que:

  • El 14,4% de los hombres condenados por violencia de género grave mostraba claras tendencias psicopáticas.
  • Perfiles como el maquiavélico o el psicópata son partidarios del abuso emocional, tal como se demuestra en el estudio de Carton y Egan en 2017.
  • Por último, el estudio de Jonason y Webster en 2010 nos indica que los perfiles que conforman la “Tríada Oscura”, (psicopatía, narcisismo y maquiavelismo) tienen una mayor tendencia a llevar a cabo conductas de violencia psicológica.

Conclusión

Como hemos visto, tanto la “Tríada Oscura” como la “Tétrada Oscura” parecen estar relacionadas con diferentes tipos de delitos. Desde delitos relacionados con el consumo y tráfico de sustancias hasta delitos violentos. También hemos podido comprobar como aún es este un tema lleno de controversia y debate tanto en la psicología de la personalidad así como en la psicología forense. 

A modo de opinión personal, encuentro necesario poder establecer una clara relación y conceptualización de estos perfiles así como poder realizar una correcta evaluación de los mismos. La información que podamos obtener puede aplicarse a múltiples ámbitos de la psicología jurídico-forense, tales como la evaluación de las capacidades cognitiva y volitiva del sujeto imputado como la predicción del riesgo de reincidencia y también como conocimiento para los psicólogos penitenciarios para saber si el tratamiento está teniendo éxito

Además, hemos visto como la conducta delictiva juvenil también parece estar influida por este constructo de la personalidad, por lo que una correcta evaluación y conocimiento del mismo nos va a permitir realizar una mejor intervención en el delincuente juvenil para lograr el objetivo final de todo tratamiento: la mejora de la persona y la no reincidencia.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s