Régimen de custodia, visitas y estancias durante la crisis del coronavirus en España

Publicado por Eric Campos Morillas.

Transcurridas varias semanas de la pandemia del coronavirus (COVID-19), empiezan a surgir los primeros problemas referentes al régimen de visita y custodia de padres separados con hijos menores, por el confinamiento en estos momentos de Estado de Alarma.

Por tanto, la Administración de Justicia ha intentado aclarar todos los términos durante estos días, de una manera más o menos clara, y esto, es lo que vamos a intentar desgranar en este artículo. 

Directrices del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ)

La primera de las directrices que recomienda el Consejo General del Poder Judicial, es que los progenitores lleguen a un acuerdo sobre las visitas, que para este letrado, sería lo más recomendable en este periodo tan complicado que afrontamos. 

Si el acuerdo entre los progenitores no es posible, el Consejo da otra solución para solventar este problema, y es que sea el propio Juez titular del procedimiento judicial quien decida sobre ese régimen de custodia y visita, eso sí, siempre preservando la salud y bienestar de los hijos, así como la salud de los progenitores y, en general, la propia salud pública.

Esto último es posible, porque las actuaciones de familia no se encuentran entre los procedimientos judiciales en suspensión de plazos durante el Estado de Alarma, ya que como indica la comunicación realizada por el Consejo General del Poder Judicial el día 20 de marzo en la ciudad de Madrid:

El órgano de gobierno de los jueces señala que las medidas adoptadas judicialmente en los procedimientos de familia no quedan afectadas por la regla general de suspensión de plazos y actuaciones procesales durante el estado de alarma, ya que si bien no se encuentran en sí mismas entre aquellas actuaciones esenciales cuya realización ha de asegurarse, una vez adoptadas se sitúan en el plano de la ejecución de las resoluciones judiciales que las hayan acordado “y entran dentro del contenido material de las relaciones entre los progenitores en relación con los hijos menores que surgen como consecuencia de la nulidad matrimonial, separación o divorcio y de las decisiones judiciales que fijen las condiciones del ejercicio de la patria potestad, de la guarda y custodia y del régimen de visitas y estancias”.

Por ende, estas actuaciones tienen que ser conocidas por el Juzgador en este periodo de Estado de Alarma.

Bajo mi criterio jurídico, esta solución facilitada por parte del CGPJ, puede acarrear más problemas, y es que todos somos conocedores de la situación de los Juzgados en España, y de su retraso en las actuaciones, pues en estos momentos de verdadero temor e inquietud, es aún más entendible que la solución por parte del Juzgador llegue tarde, y los progenitores se encuentren con un menoscabo de su derecho de custodia o visita, por lo que esta solución no parece ser la más efectiva y rápida para los progenitores afectados. 

Juntas sectoriales de juzgados de familia. La solución más efectiva

Las Juntas Sectoriales de Juzgados de Familia parecen ser la herramienta más rápida para solucionar esta situación, y es que la propia Comisión Permanente es quien reconoce que es perfectamente viable que estas Juntas lleven a cabo acuerdos sobre los Juzgados de Familia de su Partido Judicial para unificar criterios y establecer pautas de actuación conjunta, para así cumplir exactamente todas las medidas aportadas por el Real Decreto 463/2020 y los regímenes de custodia y visita. 

En el caso de este letrado, que trabaja en el territorio de la Región de Murcia, ya disponemos de un Acta de la Junta de Jueces de Familia, que da una serie de indicaciones de cómo ejecutar correctamente en este tiempo el régimen de visitas, que son las siguientes:

  • Tanto en custodia compartida como en custodia exclusiva, se deberán hacer los cambios de domicilio del menor de la forma que menos expuesto resulte al coronavirus Covid.19, indicando de nuevo la Junta de Jueces que las partes pueden flexibilizar de común acuerdo las visitas de forma provisional por la situación que tenemos en la actualidad, y que no podemos olvidar, que es TEMPORAL.
  • Las entregas y reintegros se realizarán en el domicilio del progenitor en cuya compañía se encuentre el menor en ese momento, siendo sólo y exclusivamente el progenitor quien puede realizar esta acción, no pudiendo delegar en ningún familiar y por supuesto no pudiendo realizar la entrega en cualquier otro lugar que no sea el referido domicilio donde se encuentre el menor. No cabe intercambio en ningún otro lugar

Por último, en el caso de Murcia, las visitas en el Punto de Encuentro Familiar (P.E.F) se encuentran en suspenso, por el cierre de estos centros, al ser de gran afluencia de personas. 

¿Qué ocurre en el resto de Partidos Judiciales?

Dependiendo del Partido Judicial y de su Junta de Jueces, se establecerán unas medidas u otras, según el acuerdo. 

 Veamos unos ejemplos.

En el caso de Málaga, el menor deberá pasar todo el periodo de Estado de Alarma con uno solo de los progenitores, dure lo que dure, y posteriormente, cuando el Estado de Alarma acabe, el progenitor que no haya visto al menor, se verá compensado en esos días que le correspondían y que no ha disfrutado del mismo.

Barcelona, recoge algo parecido que Málaga, pero en este caso lo que recomienda es que los progenitores lleguen a un acuerdo, siendo esto lo más responsable, y curiosamente, recogen la situación en la que uno de los progenitores dé positivo por el virus, en cuyo caso, el menor deberá quedarse con el otro, quedándose su guarda y custodia en ese tiempo.  

Por tanto, es completamente necesario comprobar lo que ha determinado la Junta de Jueces de su Partido Judicial, para saber qué es lo que corresponde realizar ante esta situación novedosa.

Recomendaciones para el trayecto de recogida del menor

En los Partidos Judiciales que la Junta de Jueces sí permite seguir con el régimen de visitas, surge la siguiente duda: la manera de justificar el trayecto en vehículo o a pie para recoger al menor. La solución es sencilla, simplemente es necesario llevar consigo una copia de la resolución de su procedimiento, con este documento es más que suficiente para justificar ante cualquier Cuerpo y Fuerza de Seguridad del Estado su movimiento

Conclusión

La mejor de las actuaciones en este caso es mantener la cordura, no es momento de crear otro problema en la familia aparte del ya presente en la sociedad española, por tanto, lo mejor sería establecer un acuerdo entre progenitores y que el mismo acarreara el mínimo movimiento del menor. Sabemos que esta situación es complicada para el padre o madre que no disfrute del menor, pero la salud y el sentido común es lo único que debe primar en estos momentos convulsos. 

“De iure”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s