Acercamiento general al fenómeno de los asesinos en serie

Scroll down to content

Publicado por Andrea Sánchez García.

Historia

La figura del asesino se remonta a épocas pasadas, siendo por entonces considerado como aquella persona que actuaba contra otra u otras personas arrebatándoles la vida. En determinadas ocasiones, estos asesinos podían ser vistos como justicieros de una determinada sociedad que peleaba por salvar a los ciudadanos luchando contra las clases altas. 

En la Historia se conocen varios antecedentes literarios y científicos relacionados con los asesinos en serie, como el aristócrata Gilles de Rais, que en el siglo XV secuestraba al parecer niños a los cuales ultrajaba sexualmente y posteriormente los asesinaba. O la conocida historia de  “Jack El Destripador” quien a finales del siglo XIX generó una ola de alarma social en Londres, atando y descuartizando mujeres de baja condición social, especialmente prostitutas. Nombres como Ed Kemper, Richard Chase o Henry Lee Lucas han motivado profundos análisis sobre la conducta serial grave.

Una de las figuras más reconocidas en este mundo es la de Robert K. Ressler, que tuvo un destacado papel en el desarrollo de la Unidad de Ciencias de la Conducta del FBI (Behaviour Science Unit, BSU). En los años 70, fue quien acuñó el término “serial killer” para forjarse las teorías que le ayudarían para la elaboración de perfiles sospechosos, entrevistando a lo largo de los años a cientos de asesinos, entre los que se encuentran algunos de los más famosos de la historia como Ted Bundy, Jeffrey Dahmer o John Wayne Gacy.

En base a la información recogida por el FBI en cientos de escenas criminales, se mantiene desde su planteamiento como una de las más consultadas en la técnica de perfilación criminal.

Definición

Existen varias clasificaciones en la actualidad para catalogar la definición de los asesinos en serie. La mayoría de ellas se diferencian por la cuantificación numérica de los asesinatos y el requisito temporal entre asesinato y asesinato. Por ello, bajo mi punto de vista, la mejor definición es la establecida por Ressler: un asesino en serie es aquella persona que mata tres o más personas con un período de enfriamiento

Relacionado con la cuantificación numérica, por ejemplo Brooks establece que “un asesino en serie es aquella persona que lleva a cabo dos o más asesinatos, cometidos como eventos separados” y relacionado con el requisito temporal, por ejemplo, Holmes y Holmes establece que “debe haber un período de enfriamiento de al menos treinta días”.

A mi parecer, la definición establecida por Brooks es errónea, debido a que en algunos casos el autor de los hechos es detenido, pero tiene la intención de seguir cometiendo crímenes. Y en el caso de Holmes y Holmes, me parece totalmente inadecuado especificar un período de tiempo, ya que cada asesino es un mundo y no sabes cuándo va a cometer el asesinato.

Por ejemplo, Ted Bundy en un período de 10 días asesinó a dos chicas, a diferencia  Dennis Rader (BTK), que entre un crimen y otro hubo un período de ocho años.

Clasificación

Organizados

Los asesinos organizados se relacionan con que padecen un trastorno psicopático. Suelen tener unas buenas habilidades laborales y una inteligencia media o superior, teniendo así un coeficiente intelectual de 105 (100 es la media) en adelante y, en algunos casos, llegar a ser superdotados (como es el caso de Ed Kemper o Ted Kaczynski). Se caracterizan por ser metódicos y controladores, con grandes competencias sociales así como sexuales, lo que les lleva a una mayor probabilidad de tener pareja estable o estar casados

Presentan un elevado grado de narcisismo y egocentrismo, considerándose mejores, por encima de todo el mundo. Por lo general, presentan una historia de conflictos con la autoridad y desafían a la policía durante la investigación, además de estar constantemente al tanto de las novedades e informaciones que existen con respecto a su crimen.

Si nos centramos en el crimen y sus antecedentes, suelen haberse enfrentado a eventos estresantes antes de cometer el asesinato, y suelen estar motivados por el control y el dominio sobre la víctima.

En sus escenas, los asesinos organizados suelen planificar cuidadosamente sus crímenes, recorriendo grandes distancias para cometerlos y haciendo grandes esfuerzos por ocultar las evidencias (mover el cadáver, destruir pruebas, seleccionar previamente el arma, ocultar dicho arma, etc). 

Respecto a la violencia que utilizan en el asesinato, suelen mantener el control sobre su comportamiento agresivo, asesinando a sus víctimas lentamente y con una mayor probabilidad de que las violen y torturen antes de llegar a matarlas. Las víctimas son cuidadosamente elegidas, ya que tienen un significado especial para el agresor, aun siendo en la mayoría de casos desconocidas

Así, la interacción con la víctima en el momento del asesinato se produce mediante engaños e intentan mantener el control sobre ellas todo el tiempo.

Ejemplos de asesinos en serie organizados, pueden ser  Ted Bundy o John Wayne Gacy.

Desorganizados

Los asesinos desorganizados se relacionan así con un trastorno psicótico. Por su parte se caracterizan por su actitud impulsiva, con bastante incompetencia social y sexual, lo que les lleva a tener una mayor probabilidad de vivir solos o con algún familiar muy cercano. Su poca inteligencia repercute en su falta de habilidad para el trabajo, suelen tener coeficientes intelectuales ubicados entre 80 a 95. Completando su perfil psicológico, suelen mostrar una personalidad esquizofrénica y es frecuente que cuenten con una historia de tratamientos psiquiátricos e intentos de suicidio

Si hablamos de su motivación para cometer crímenes, suele ser frecuente que el delito se vincule a la enfermedad mental o a la gratificación sexual y, una vez producido, no hacen esfuerzos por informarse sobre la investigación ni sobre los pasos que la policía esté dando. 

En sus escenas, los asesinos desorganizados no suelen planear sus ataques y cometen los delitos cerca de donde viven o trabajan (en su zona de confort). Además, no se preocupan por ocultar las evidencias del crimen, ni el cadáver, ni el arma homicida. Son incapaces de mantener el control en sus actos, asesinando de una forma rápida e instantánea y cometiendo actos de extrema violencia: mutilación, necrofilia, canibalismo y ensañamiento.

 Las víctimas suelen ser conocidas pero elegidas de manera aleatoria y sin un significado especial para el agresor. No existe un intento de control sobre la víctima, el asalto se suele producir por detrás y sin interacción, con una despersonalización y objetivación total de ella. En muchos casos, tapándoles la cara con una bolsa o desfigurándolas.

Ejemplos que se puedan observar de asesinos en serie desorganizados son Richard Chase y Herbert Mullin.

Mixtos

Los asesinos mixtos presentan combinaciones coherentes de rasgos del asesino serial organizado y del desorganizado. En general son asesinos que, en cierta fase de su carrera criminal actúan organizadamente,  mientras que en otra actúan desorganizadamente, o bien, a lo largo de su carrera de asesinos o en cierto periodo de la misma, manifiestan un orden parcial, no total, incluyente de ciertos rasgos del asesino desorganizado. Estos son minoría, pues en general o son organizados, o son desorganizados. 

Un ejemplo de asesino en serie mixto es Jeffrey Dahmer.

Una característica destacada que incluyó Ressler sobre los organizados es que son fetichistas y los desorganizados no. Desde mi punto de vista no es correcta dicha afirmación, porque en muchos casos se ha visto que los organizados son fetichistas, pero con objetos más personales de la víctima (como un reloj, ropa interior, gafas…) En cambio, los desorganizados son fetichistas, pero más rocambolescos, es decir, suelen quedarse con alguna parte del cuerpo de la víctima, la cabeza, los dedos, la mano…

Motivaciones

Según la motivación del asesinato, hay distintos criterios usados para establecer las tipologías, atendiendo en este caso, al modus operandi, a la interacción que establece con la víctima, a la motivación y al comportamiento geográfico.  

En este caso, vamos a observar el criterio de Holmes y DeBerger (1988) que clasifica a los asesinos en serie en:

  1. Visionario: En este tipo de asesino serial es donde más abundan los esquizofrénicos. Estos asesinos reciben el nombre de “visionarios” porque su visión de la realidad está teñida por el delirio y la fantasía, dentro de los cuales suelen colarse seres irreales surgidos en la dinámica de las alucinaciones visuales y auditivas. Usualmente creen cosas absurdas como que son otra persona, que entidades sobrenaturales les hablan y les impelen a cometer asesinatos, etc. Las fantasías en torno al “yo” son frecuentes en estos asesinos, así como también las teorías delirantes y extravagantes.
  2. Misionario: Estos asesinos creen que tienen una misión y que esa misión comporta librar al mundo de personasindeseables”: judíos, negros, prostitutas, lesbianas, homosexuales, etc. Así, muchos de ellos se ven como sanadores de la sociedad o purificadores. Se cree un salvador, un redentor. Según los estudios, la mayoría de estos asesinos son psicóticos.
  3. Hedonista: El asesino hedonista busca el placer y la gratificación  como fines de sus asesinatos. Pero aquellas pueden ser de distintas naturalezas, originando los siguientes subtipos:
  • Lujuria: Estos asesinos matan con vistas a obtener gratificación sexual. En ellos pueden darse patologías como la necrofilia o el sadismo. Dependiendo del caso, el asesino encontrará el placer sexual en el asesinato mismo, en actos posteriores al asesinato o en el abuso (aquí entran el sadismo, la tortura…).
  • Búsqueda de emociones intensas y adrenalina: Estos asesinos seriales buscan la excitación emocional, las emociones intensas, la adrenalina. Para ellos, matar resulta divertido y estimulante. Suelen ser grandes sádicos que disfrutan no solo del dolor, sino del terror de sus víctimas. Sin embargo, sus asesinatos generalmente carecen de un aspecto sexual. El asesinar adquiere en ellos, hasta cierto punto, el carácter de una adicción emocional, es por eso que, a diferencia de otros tipos de asesinos, no pueden permanecer mucho tiempo tranquilos sin acabar con vidas humanas, dejando por ello periodos no largos de tiempo entre uno y otro crimen.
  • Beneficio material (lucro y confort): Los integrantes de esta categoría asesinan como un medio para conseguir dinero o bienes materiales (la herencia de un apartamento, por ejemplo). Aquí, las víctimas suelen ser miembros de la familia del asesino o conocidos cercanos. Generalmente tras cometer un asesinato, esperan periodos de tiempo relativamente largos para evitar levantar sospechas entre los integrantes de su familia, su círculo social y los agentes de la ley. Difiriendo de otros tipos de asesinos, éstos prefieren utilizar el envenenamiento (el arsénico es una elección frecuente) en vez de la violencia propia de los disparos y las puñaladas.
  • Poder/Control: Estos asesinos usualmente fueron abusados, maltratados, subyugados y dominados durante su infancia. Es frecuente hallar en ellos una sensación de impotencia que busca ser saneada a través de la obtención de un sentimiento de poder y control. De ese modo, se satisfacen en saber que tienen el poder para decidir sobre la vida y la muerte de su víctima y, evidentemente, gran parte de su gratificación está también en saber que sus víctimas saben que ellos tienen ese poder. Por eso, estos asesinos adoran torturar a sus víctimas y demorar la muerte de las mismas, ya que si las matan inmediatamente, no consiguen experimentar a plenitud el poder y el control. En este marco, las violaciones y torturas sexuales son abundantes pero, y esto es de suma importancia, el fin primero de aquello no es el placer sexual sino el sentimiento de dominación que ello les produce, gozando más con la contemplación de la debilidad e impotencia de sus víctimas, que con el sufrimiento en sí mismo de ellas.

Influencia

Este tipo de sujetos ejerce sobre la mayoría de la población una influencia sin nosotros saberlo, ya sea a través de películas, series, documentales e incluso por ser ellos mismos.

A lo largo de la historia del cine hemos podido ver grandes figuras de asesinos en serie, o reproducciones sobre sus asesinatos, tanto de casos reales como ficticios. Podemos nombrar películas que han marcado generaciones como “El silencio de los corderos“, basada en una serie de libros, de la que años más tarde se han realizado las películas “Hannibal” y “El dragón rojo“.

 El personaje del Doctor Hannibal Lecter, a quien millones de personas adoran y siguen, tanto por la saga de libros como de películas, y desde hace unos años por la serie, es inimaginable la influencia que llega a tener en las personas.

Tal es así que se creó un festival sobre ello: “El Fannibalfest”. En este caso, es sobre la serie y todo lo relacionado con ella, pero si lo pensamos, en realidad adoran a un personaje bastante peculiar, y no debemos olvidar que es conocido por el hecho de comerse a sus víctimas, pudiendo llegar a ser aversivo para algunas personas.

Con esto me refiero a que estamos acostumbrados a ver en el mundo del cine protagonistas principales que son asesinos en serie, y nosotros no lo sabemos. Por alguna extraña circunstancia siempre queremos saber más, o que hagan otra película.

Para ponernos en situación: Lord Voldemort es un asesino en serie, al igual que la gran mayoría de todos los protagonistas de películas de terror como Freddy Krueger, Michael Mayers o Chucky, el muñeco diabólico. 

No cabe olvidar que, por una de las mejores películas de toda la historia del cine, “Psicosis”, nunca se va a olvidar la figura de Norman Bates (aquella escena de la chica en la ducha gritando y sin saber quién es el asesino).

Mucha gente no sabe que este personaje está basado en un asesino en serie, Ed Gein

Las series son otra fuente de estos personajes, y cada día va aumentado por su audiencia. Tenemos el ejemplo de “Manhunt: Unabomber”, sobre Theodore Kacinskcky, asesino en serie que mataba con bombas y que llegó  a publicar un manifiesto a través de la policía para que se le hiciera caso. 

“The Fall”, sobre un psicópata que mata mujeres y que tiene familia e hijos. Un perfil perfecto de asesino en serie, con una parte de su vida desconocida por todos. Dicha serie es protagonizada por “Jamie Dornan” (actor principal de la saga “Cincuenta Sombras de Grey”) y por la inspectora “Gillian Anderson”, conocida como “Dana Scully” en la famosa serie “Expediente X”. En el momento de su estreno tuvo una buena crítica, pero tras el surgimiento del actor “Jamie Dornan” como “Christian Grey”,  aumentó potencialmente su visualización y un gran número de personas la vieron por ese hecho. Tras verla, aun así seguían pensando que tenía la figura de un “buen chico” o de una persona que “no cometería esas atrocidades”.

Es verdad que es un personaje ficticio, pero estos casos ocurren en la realidad, es lo que se conoce como hibristofilia, es decir, sentir una atracción sexual hacia criminales. El perfil de quien tiene esta preferencia, según John Money es de una mujer y heterosexual. No es una enfermedad, por tanto no podemos decir que esa persona tiene una alteración en su cerebro o que un padece un trastorno, sino que es una parafilia sexual que, aunque extraña, existe y se manifiesta más de lo que se cree.

Con respecto a Charles Manson, octogenario en su recta final de vida, una chica de 27 años quería casarse con él porque lo adoraba y sentía una atracción total, llegando a mudarse al estado donde se encontraba la cárcel de Manson, para poder verse más a menudo.

Conclusión

En síntesis, sabemos que es una figura que convive con nosotros día a día, no sabemos reconocerla, pero llegamos a adorarla. Sabemos que son peligrosos, y aun así sentimos cierta atracción por sus actos.

Para terminar os dejo una frase que dijo Ted Bundy sobre ellos mismos, para mostraros que incluso son conscientes de quiénes son.

“Nosotros los asesinos seriales somos sus hijos, somos sus esposos, estamos en todas partes. Y habrá más de sus niños muertos mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: