Efectos de la nulidad de las cláusulas de vencimiento anticipado en las ejecuciones hipotecarias (STS 11/09/2019)

Publicado por Sergio Sánchez Terrones.

El pasado 11 de septiembre, nuestro Tribunal Supremo dictó la Sentencia núm. 463/2019, en la que recogía los efectos de la nulidad de las cláusulas de vencimiento anticipado tras la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, de 26 de marzo de 2019, y los autos de 3 de julio de 2019.

Esta Sentencia supuso un gran varapalo a la banca, y en este artículo vamos a desarrollar las diferentes orientaciones jurisprudenciales que recoge la referida sentencia para los procedimientos de ejecución hipotecaria en curso en los que no se haya producido todavía la entrega de la posesión al adquirente, antes de la publicación de la Sentencia de nuestro Alto Tribunal. 

Préstamo vencido con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 1/2013, por aplicación de una cláusula contractual reputada nula

En los casos en los que las entidades bancarias hayan iniciado la ejecución hipotecaria, en la cual se reclame el impago de un préstamo hipotecario cuyo cierre de saldo y vencimiento sea anterior a la entrada en vigor de la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social, el procedimiento de ejecución de hipotecaria deberá ser sobreseído sin más trámite

El artículo 693.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil previo a la reforma introducida por la Ley 1/2013, indicaba que:

podrá reclamarse la totalidad de lo adeudado por capital y por intereses si se hubiese convenido el vencimiento total en caso de falta de pago de alguno de los plazos diferentes y este convenio constase inscrito en el Registro”.

Es decir, con tan solo una de las cuotas devengadas impagadas podría darse por vencido el préstamo. Esta práctica totalmente abusiva intentó ser corregida por la Ley 1/2013, que modifica los requisitos para dar por vencido el préstamo, en caso de falta de pago de, al menos, tres plazos mensuales sin cumplir el deudor su obligación de pago, o un número de cuotas tal que suponga que el deudor ha incumplido su obligación por un plazo, al menos, equivalente a tres meses

No obstante, lo esencial de esta reforma para el caso que nos ocupa no es el artículo 693.2 LEC, sino la Disposición Transitoria Cuarta de la Ley 1/2013, que establecía el régimen transitorio en los procesos de ejecución, en el que se determinaba que:

“En todo caso, en los procedimientos ejecutivos en curso a la entrada en vigor de esta Ley en los que haya transcurrido el periodo de oposición de diez días previsto en el artículo 556.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, las partes ejecutadas dispondrán de un plazo preclusivo de un mes para formular un incidente extraordinario de oposición basado en la existencia de las nuevas causas de oposición previstas en el apartado 7.a del artículo 557.1 y 4.a del artículo 695.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil”

Desde el pronunciamiento de la Sentencia de fecha 11 de septiembre, los Juzgados y Tribunales, están procediendo, masivamente, al levantamiento de la suspensión que pesaba sobre los procedimientos, declarando nula la cláusula de vencimiento anticipado y archivando el procedimiento de ejecución hipotecaria.

Préstamo vencido con posterioridad de la entrada en vigor de la ley 1/2013, por aplicación de una cláusula contractual reputada nula

Por otra parte, en aquellos casos en los que las entidades bancarias hayan iniciado la ejecución hipotecaria en la cual se reclame el impago de un préstamo hipotecario cuyo cierre de saldo y vencimiento sea posterior a la entrada en vigor de la Ley 1/2013, en aplicación de una cláusula reputada nula, el Tribunal Supremo diferencia dos situaciones para marcar el sobreseimiento del procedimiento o la vigencia y continuación de este. Y lo hace tomando como criterio orientador el artículo 24 de la Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario (LCCI). 

A) El incumplimiento del deudor no reúne los requisitos de gravedad y proporcionalidad exigidos por la jurisprudencia

Al igual que en el supuesto anterior, si el incumplimiento del deudor no reúne los requisitos de gravedad y proporcionalidad exigidos por la jurisprudencia, y teniendo como criterio orientador del artículo 24 de la LCCI, el procedimiento deberá ser sobreseído

Ahora bien, ¿cuáles son estos criterios? 

El artículo 24 de la LCCI establece que, para que pueda dar el vencimiento anticipado del préstamo, la cuantía de las cuotas vencidas y no satisfechas deberán equivaler, al menos: 

  1. Al 3% de la cuantía del capital concedido, si la mora se produjera dentro de la primera mitad de la duración del préstamo* o al impago de doce plazos mensuales o un número de cuotas tal que suponga que el deudor ha incumplido su obligación por un plazo al menos equivalente a doce meses.
  2. Al 7% de la cuantía del capital concedido, si la mora se produjera dentro de la segunda mitad de la duración del préstamo o al impago de quince plazos mensuales o un número de cuotas tal que suponga que el deudor ha incumplido su obligación por un plazo al menos equivalente a quince meses. 

*Para el cálculo de la vida del préstamo hay que tomar como referencia la fecha de vigencia y la fecha de vencimiento natural. Supongamos que se concede un préstamo el 2 de enero de 2010, con obligación de devolución en 30 años, en este caso la primera mitad del préstamo finalizará el 2 de enero de 2025 (30/2 -2040). 

Estos requisitos han suprimido los anteriores requisitos del artículo 693.2 LEC, teniendo en cuenta que, como se indica en la Sentencia analizada:

…el art. 693.2 LEC, en su redacción anterior a la Ley 5/2019, era una norma de Derecho dispositivo, mientras que el art. 24 LCCI, al que ahora se remite, es imperativa.” 

Por todo ello, si no se dan estos criterios, el procedimiento, como hemos indicado, deberá ser sobreseído

B) El incumplimiento del deudor reúne los requisitos de gravedad y proporcionalidad exigidos por la Jurisprudencia. 

En este caso, si el incumplimiento del deudor reúne los requisitos de gravedad y proporcionalidad exigidos por la Jurisprudencia, con relación al artículo 24 de la LCCI, el procedimiento deberá continuar

Para finalizar, cabe indicar que en los casos en los que se dicte el sobreseimiento, el mismo no surtirá efecto de cosa Juzgada respecto de una nueva demanda ejecutiva, planteada conforme a la nueva LCCI, lo que implicará para la entidad la reactivación del préstamo y la nueva liquidación, conforme a los parámetros explicados anteriormente. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s