Evolución legal relativa a la ocupación ilegal de viviendas deshabitadas

Publicado por Toñi Herrero.

El fenómeno de la okupación

En los últimos años hemos visto cómo ha proliferado el fenómeno de la ocupación ilegal, en especial de viviendas deshabitadas. 

Recuperar la posesión de viviendas ocupadas tiene su fundamento legal en el artículo 441 del Código Civil, el cual establece que:

“En ningún caso puede adquirirse violentamente la posesión mientras exista un poseedor que se oponga a ello”. 

La legislación civil siempre ha previsto diversos mecanismos de defensa de los derechos de los titulares legítimos frente a las ocupaciones ilegales, no obstante, en la práctica los mismos no han resultado satisfactorios, ya que han sido lentos y costosos. 

No ha sido sino hasta ahora cuando se ha regulado un sistema más ágil de protección del derecho de propiedad, que permite recuperar la posesión de viviendas e inmuebles ocupados ilegalmente. 

Es la Ley 5/2018, de 11 de junio, modificadora de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de enjuiciamiento Civil la que establece un avance en el fenómeno legal regulador del desahucio de “okupas”.

¿Cómo desokupar una vivienda cuanto antes?

El novedoso procedimiento que introduce dicha ley es el siguiente: 

  • En primer lugar, la demanda de recuperación de la posesión de una vivienda o parte de ella podrá dirigirse genéricamente contra los desconocidos ocupantes de la misma, sin perjuicio de la notificación que de ella se realice a quien en concreto se encontrare en el inmueble al tiempo de llevar a cabo dicha notificación. 
  • Posteriormente, si en la demanda se hubiera solicitado la inmediata entrega de la posesión de la vivienda, en el decreto de admisión de la demanda se requerirá a los ocupantes para que aporten, en el plazo de 5 días desde la notificación de aquella, título que justifique su situación posesoria
  • En caso de que no se aportara justificación suficiente, el tribunal ordenará mediante auto la inmediata entrega de la posesión de la vivienda al demandante, siempre que el título que se hubiere acompañado a la demanda fuere bastante para la acreditación de su derecho a poseer. 

Finalmente establece que contra el auto que decida sobre el incidente no cabrá recurso alguno y se llevará a efecto contra cualquiera de los ocupantes que se encontraren en ese momento en la vivienda. 

Que el auto resolutorio del procedimiento impida recurrir es un avance legislativo notorio que se refleja especialmente en la duración del proceso ya que antiguamente se recurría para alargar la ocupación del inmueble. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s