La tríada homicida

Introducción

Lombroso, Gall, Garofalo, Ferri, Sutherland… La lista de autores que han tratado de dar un porque a la conducta violenta es infinita. La inmensa mayoría de ellos con poco o ningún acierto, pero todos han tratado de proporcionar un modelo que logre predecir, con éxito, la conducta violenta. Y por conducta violenta no nos estamos refiriendo a robos con violencia o allanamientos de morada que terminan mal, nos estamos refiriendo al asesinato. Concretamente, hoy trataré de explicar lo que se conoce como la “Tríada Homicida”, modelo planteado por el psiquiatra MacDonald en 1963, en su artículo “The Thread To Kill”.

La tríada homicida

MacDonald plantea este modelo explicativo como una respuesta a la conducta homicida. Lo cierto es que ni el propio MacDonald llegó a creerse sus propias conclusiones y la evidencia científica no es que apoye precisamente su teoría. Pero vayamos por partes.

MacDonald plantea que son tres las variables que terminan conduciendo a una personalidad sociopática (cabe remarcar que MacDonald no diferenciaba entre psicopatía, sociopatía y Trastorno Antisocial): enuresis, piromanía y crueldad con los animales. Observemos más detenidamente dichas variables

Enuresis

La enuresis es un trastorno psicológico catalogado por el DSM en su quinta versión y se define como una “emisión repetida de orina en la cama o en la ropa, ya sea de manera voluntaria o involuntaria”. Además, requiere de varias “condiciones”:

  • Debe producirse, al menos, dos veces por semana durante un período de tres meses con un significativo deterioro en lo social, académico (laboral) u otras áreas importantes del funcionamiento. 
  • La edad cronológica debe ser de 5 años (o un grado de desarrollo equivalente)
  • El comportamiento no puede atribuirse a una afección médica o a los efectos fisiológicos de un medicamento

Por último, en su diagnóstico, es necesario especificar si la enuresis es diurna (teniendo lugar solo durante las horas de vigilia), nocturna (teniendo lugar solo durante las horas de sueño) o mixta (ocurriendo la enuresis tanto en fase de vigilia como en fase de sueño).

Piromanía

La piromanía es la “provocación de incendios de forma deliberada y premeditada en más de una ocasión”. A su vez, los criterios de este trastorno del control de impulsos son:

  • Tensión o excitación afectiva antes de hacerlo.
  • Fascinación, interés, curiosidad o atracción por el fuego y su contexto.
  • Placer, gratificación o alivio al provocar incendios o al presenciar o participar en sus consecuencias.
  • No se provoca un incendio para obtener un beneficio económico, ni como expresión de una ideología sociopolítica, ni para ocultar una actividad criminal, expresar rabia o venganza, mejorar las condiciones de vida personales, ni en respuesta a un delirio alucinatorio, ni como resultado de una alteración en el juicio. En otras palabras, se hace por puro placer, sin esperar obtener ninguna clase de recompensa.
  • La provocación de incendios no se explica mejor por un trastorno de la conducta, un episodio maníaco o un trastorno de la personalidad antisocial.

Violencia contra los animales

Aunque no hay un trastorno psicológico que se base en la violencia contra los animales, sí podemos encontrar algunos trastornos cuyos criterios contienen dicha violencia:

  • Trastorno Explosivo Intermitente
  • Trastorno de la conducta

Modelo explicativo

El modelo de MacDonald, entonces, plantea que aquellos infantes en los que se den las 3 conductas o 2 de ellas, serán sujetos antisociales en el futuro; así como aquellos sujetos antisociales lo son debido a que en la infancia presentaron dichas conductas.

Lo cierto es que, como decíamos, el modelo estuvo muy criticado y no hay evidencia empírica alguna que lo sustente (ni siquiera la del propio MacDonald), por lo que el que aún a día de hoy criminólogos, psicólogos y psiquiatras crean en este modelo es de una incompetencia asombrosa

El objetivo de MacDonald era pretender explicar el fenómeno de los asesinos en serie, asumiendo que los asesinos seriales eran todos psicópatas/sociópatas (recordemos que MacDonald no hacía distinción alguna). A fin de no alargar más de lo necesario este post y para una lectura más específica de los asesinos seriales, me remito al post de la compañera Andrea Sánchez.

El trabajo de Macdonald

El trabajo de MacDonald, “The Thread To Kill”, publicado en 1963, constaba de 100 participantes. De los 100, 48 eran pacientes psicóticos y 52 no eran psicóticos. Los 100 habían matado a alguien o lo habían intentado y las edades comprendían entre los 11 y los 83 años. Además, la mitad eran hombres y la otra mitad mujeres.

El principal problema que tiene la investigación es no atender a las situaciones concretas que provocaron el asesinato sino que se centraba en “tentativa/asesinato SÍ o NO”. 

Eso implica que la muestra se aleja de ser representativa de la sociedad general (pues solo incluía aquellos sujetos “que habían intentado matar”) y era muy pequeña.

Sin embargo, no todo en el modelo es tan horrible. Ciertamente, si cogemos el modelo de forma íntegra y observamos su fiabilidad, vemos que el modelo es inservible. Ni todos los niños o adolescentes que cumplen las 3 conductas propuestas terminan manifestando conducta antisocial ni mucho menos terminan siendo asesinos seriales, ni los asesinos seriales presentan esas conductas. 

Sin embargo, si analizamos esos factores uno por uno, podemos encontrar ciertas correlaciones.

Enuresis

Empiezo por la enuresis pues este es claramente el elemento de la tríada que presenta menor capacidad predictiva, por no decir que su capacidad predictiva es nula. Los orígenes de esta creencia corresponden al omnipresente Sigmund Freud quien, en 1915, planteó que la enuresis sería “un acto sexual frustrado”.

Investigaciones más recientes, afortunadamente, proponen que la enuresis puede darse más por condiciones médicas o por una sobreproducción de orina por la noche, más que por ser un “acto sexual frustrado” (Joinson, Heron, Emond y Butler, 2007). Diferentes trabajos, como los de Heath et al., (1984), Heller et al., (1984) o Slavkin (2001), desmienten la relación entre la enuresis y la conducta violenta en la edad adulta.

Sin embargo, respecto a los otros dos componentes, la piromanía y la violencia contra los animales, la cosa cambia.

Violencia contra los animales

La crueldad contra los animales puede definirse, en palabras de Ascione (1993) como “todo comportamiento socialmente inaceptado que cause, de forma intencionada e innecesaria, un dolor, sufrimiento y/o la muerte a un animal”.

Para esta variable sí tenemos un mayor sustento teórico. La literatura científica lleva décadas analizando la relación que puede haber entre la violencia hacia los animales y la violencia hacia otras personas en la edad adulta. Por ejemplo, los trabajos de Currie (2006) o de DeGue y DiLillo (2009)  plantean que los menores expuestos a violencia doméstica tienen mayores probabilidades de ejercer una violencia hacia los animales que aquellos menores que no han sido expuestos a la violencia doméstica.

Ciertos autores, como por ejemplo Gullone (2006) o Wright y Hensley (2003), planteaban modelos teóricos que sugerían que la violencia contra los animales en la infancia, o su simple observación, era una variable predictora de la conducta antisocial en la edad adulta. La explicación que Gupta (2008) da a esta relación es que ambas conductas violentas tienen ciertamente aspectos claves en común. Más específicamente, ambas tipologías de violencia comparten una pobre gestión de la frustración y la rabia y cierta frialdad emocional para con los demás.

Piromanía

Por último, la piromanía, entendida como “todo incendio provocado que haya, o no, terminado en una detención por provocación de incendios” (Gannon y Pina, 2010).

Las teorías explicativas de esta conducta se podrían reducir, en su mayoría, en dos grandes tipos. Por un lado, el planteamiento de autores como Gannon y Pina (2010) se centra en la Teoría del Aprendizaje Social (SLT, por sus siglas en inglés). Dicho planteamiento se centra en que el aprendizaje se da en el contexto mediante mecanismos como el refuerzo, el modelamiento o la imitación. Una segunda corriente explicativa se centraría en considerar la provocación de incendios como el síntoma de un trastorno de conducta, que a su vez ha sido asociado con una elevada conducta antisocial en la edad adulta debido a la similitud con el Trastorno Antisocial de la Personalidad (Mackay et al., 2006).

Conclusiones

Para finalizar este post, quisiera sintetizar las principales ideas del texto.

  • Primero, la tríada homicida de MacDonald no tiene ningún apoyo empírico 40 años después de su propuesta.
  • Segundo, las variables que conforman la tríada tienen escasa o ninguna capacidad predictiva por sí solas.
  • Tercero, cuando encontramos capacidad predictiva, la encontramos en las variables de piromanía y violencia contra los animales, y de forma escasa y bajo ciertas “condiciones” (tal como se plantea en la revisión de Parfitt y Alleyne, 2020).

Por último, aclarar que el objetivo de este texto no es, ni mucho menos, reforzar en modo alguno la creencia en la Tríada Homicida de MacDonald. Más bien, el objetivo es traer un modelo que en su momento fue muy importante (lo suficiente como para que el FBI se hiciera eco y lo adoptara en sus perfiles criminales) y que, afortunadamente, ha quedado completamente obsoleto y desmentido.

Insisto en la capacidad crítica y el análisis individual de cada delito violento a fin de dar una correcta explicación del mismo y la correcta intervención en el agresor. Por supuesto, hay aspectos comunes a nivel psicológico, como una alta agresividad o una baja tolerancia a la frustración, que pueden tener en común la mayoría de personas condenadas por homicidio o asesinato, pero no podemos caer en la utopía de plantear un modelo que se ajuste a todas y cada una de esas personas sin excepción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s