¿Qué se puede patentar?

Publicado por Estefanía Mbá.

¿Puedo patentar mi idea? ¿Qué se puede patentar?

¿Te lo has preguntado alguna vez?

Quizás, la respuesta sea afirmativa, sin embargo, debo decir que no cualquier persona se lo plantea en su vida cotidiana. Suele ser más habitual escuchar a gente con ideas, y a aspirantes a
emprendedores (o ya emprendedores) decir cosas, como: “quiero patentar mi idea”, “quiero
patentar mi aplicación”
o una que a mí, me han dicho muchas veces: “quiero patentar mi
marca”.

En general, cuando juristas y entendidos en la materia son testigos de manifestaciones
como las citadas, lo que suelen hacer es explicarles en qué consiste una
patente
. Siempre que alguien habla de patentar y, lo hace en presencia de
alguien que sabe del tema, a pesar de que esa persona no afine en cuestiones técnicas,
quien entiende, interpreta que la otra busca proteger algo. Dicho esto, cabe señalar de paso, que todos los ejemplos anteriores contienen errores.

Para ser más concretos, las ideas no se patentan, no se protegen.

Lo que se protege, en palabras simples, es el resultado o la materialización de las mismas. Lo susceptible de protección son los inventos, que consisten en procedimientos, productos y demás, así como otros resultantes de las ideas, algunos de los cuales se pueden proteger a través de una
patente. Y, precisamente, esto es lo que nos lleva de vuelta al planteamiento del artículo:
¿Qué tipo de protección ofrece una patente?, ¿qué se puede patentar?

Antes de entrar en detalles, lo conveniente es delimitar primero el concepto de patente. Pues, explicar lo que supone es un punto importante desde el que partir.

¿Qué es una patente?

Dentro de la propiedad intelectual se distinguen dos ramas principales: el derecho de autor
y la propiedad industrial. La última, adopta una serie de formas y, entre ellas, se encuentran
las patentes. Las patentes se emplean para salvaguardar las invenciones y los diseños
industriales, que son creaciones estéticas determinantes de la apariencia de los productos
industriales.
Según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), una patente es un
derecho exclusivo que se concede sobre una invención“. Tal como recoge el artículo 10.1 de la Ley 24/2015, de 24 de julio, de Patentes, “el derecho a la patente pertenece al inventor o a sus causahabientes y es transmisible por todos los medios que el derecho reconoce.”

La fundamentación jurídica del sistema de patentes se basa en que, la patente confiere a su
titular el derecho a impedir a terceros la fabricación, utilización, venta, oferta para la venta o importación de la invención patentada durante el plazo de vigencia de la misma, un plazo
limitado que suele ser de 20 años desde la fecha de presentación de la solicitud.

La fundamentación financiera del sistema, por su lado, se asienta sobre la base de que los
beneficios económicos obtenidos al explotar la patente y revelar las invenciones que deriven
de su difusión y utilización públicas, servirán para fomentar la capacidad innovadora y
promover el nivel técnico de la industria de un país, suponiendo para su comercio unos
beneficios notables.

¿Qué se puede patentar?

Responder a esta pregunta, implica tomar como guía a una de las normas nacionales
clave sobre esta cuestión, la citada Ley 24/2015, de 24 de julio, de Patentes. Para saber
qué es patentable debemos recurrir a su artículo cuatro (4), aunque aquí solo se
desplegarán partes del mismo.

La primera aproximación la encontramos en el primer párrafo del 4.1, que establece: “Son
patentables, en todos los campos de la tecnología, las invenciones que sean nuevas,
impliquen actividad inventiva y sean susceptibles de aplicación industrial”.
Para comprender con exactitud, en qué consiste esa novedad, actividad inventiva y la susceptibilidad de aplicación industrial, debemos contemplar lo dispuesto en los artículos 6, 8 y 9 de la normativa referenciada.

Otra parte importante del cuarto artículo, a tener en consideración, es el punto cuatro que dice lo siguiente:
“No se considerarán invenciones en el sentido de los apartados anteriores, en
particular:
a) Los descubrimientos, las teorías científicas y los métodos matemáticos.
b) Las obras literarias, artísticas o cualquier otra creación estética, así como las obras
científicas.
c) Los planes, reglas y métodos para el ejercicio de actividades intelectuales, para juegos o
para actividades económico-comerciales, así como los programas de ordenadores.
d) Las formas de presentar informaciones.”

No obstante, y como siempre digo, más que saber, qué se puede proteger, o en nuestro caso,
qué se puede patentar, conviene tener muy claro, qué no se puede patentar. Y esta
respuesta la encontramos en el artículo cinco (5) de la misma ley, donde se fijan las
excepciones a la patentabilidad, tal y como viene reproducido a continuación:

No podrán ser objeto de patente:

  1. Las invenciones cuya explotación comercial sea contraria al orden público o a las buenas
    costumbres, sin que pueda considerarse como tal la explotación de una invención por el
    mero hecho de que esté prohibida por una disposición legal o reglamentaria.
    En particular, no se considerarán patentables en virtud de lo dispuesto en el párrafo
    anterior:
    a) Los procedimientos de clonación de seres humanos.
    b) Los procedimientos de modificación de la identidad genética germinal del ser humano.
    c) Las utilizaciones de embriones humanos con fines industriales o comerciales.
    d) Los procedimientos de modificación de la identidad genética de los animales que
    supongan para estos sufrimientos sin utilidad médica o veterinaria sustancial para el hombre
    o el animal, y los animales resultantes de tales procedimientos.
  2. Las variedades vegetales y las razas animales. Serán, sin embargo, patentables las
    invenciones que tengan por objeto vegetales o animales si la viabilidad técnica de la
    invención no se limita a una variedad vegetal o a una raza animal determinada.
  3. Los procedimientos esencialmente biológicos de obtención de vegetales o de animales. A
    estos efectos se considerarán esencialmente biológicos aquellos procedimientos que
    consistan íntegramente en fenómenos naturales como el cruce o la selección.
    Lo dispuesto en el párrafo anterior no afectará a la patentabilidad de las invenciones cuyo
    objeto sea un procedimiento microbiológico o cualquier otro procedimiento técnico o un
    producto obtenido por dichos procedimientos.
  4. Los métodos de tratamiento quirúrgico o terapéutico del cuerpo humano o animal, y los
    métodos de diagnóstico aplicados al cuerpo humano o animal. Esta disposición no será
    aplicable a los productos, en particular a las sustancias o composiciones, ni a las
    invenciones de aparatos o instrumentos para la puesta en práctica de tales métodos.
  5. El cuerpo humano en los diferentes estadios de su constitución y desarrollo, así como el
    simple descubrimiento de uno de sus elementos, incluida la secuencia total o parcial de un
    gen. Sin embargo, un elemento aislado del cuerpo humano u obtenido de otro modo mediante un procedimiento técnico, incluida la secuencia o la secuencia parcial de un gen, podrá
    considerarse como una invención patentable, aun en el caso de que la estructura de dicho
    elemento sea idéntica a la de un elemento natural. La aplicación industrial de una secuencia total o parcial de un gen deberá figura explícitamente en la solicitud de patente.
  6. Una mera secuencia de ácido desoxirribonucleico (ADN) sin indicación de función
    biológica alguna.

Pese a haber sido un pequeño acercamiento, con este artículo espero que en adelante tengas más claras tres cosas: qué es una patente, qué se puede patentar y qué es lo que no es patentable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s